INICIO > deportes 6 abril, 2021

Ya son más de 100 los contagiados en el fútbol argentino

En los últimos días se multiplicaron los casos de coronavirus en los planteles de la Copa de la Liga Profesional. ¿Se respeta el protocolo?

La situación sanitaria a raíz del incremento de casos por coronavirus en el fútbol argentino está al límite. Ya había tenido Sarmiento, en estos días lo sufrió Gimnasia Esgrima de La Plata y ahora se suma Banfield, con 18 positivos y contactos estrechos.

Este lunes se activo el protocolo en Independiente en la previa del clásico contra Racing. El futbolista, Sebastián Sosa, arquero del Rojo, que ya había tenido la enfermedad en julio de 2020, se retiró del predio de Villa Domínico al dar positivo en un testeo serológico y fue aislado en su domicilio a la espera de un control PCR (hisopado) que ratifique o rectifique su estado de salud.

El único protocolo que se respeta en el fútbol argentino es el de los testeos semanales para detectar positivos y lograr el permiso para jugar.

Sin embargo, las tribunas nunca estuvieron vacías en nuestro país. Desde que se volvió a jugar el torneo de Primera División, muchas personas pudieron ver fútbol in situ. Miembros de comisiones directivas de los clubes, auxiliares y periodistas accedieron a los estadios. La prensa pudo volver a trabajar con algunas restricciones y hay clubes que aún no autorizan el ingreso de enviados especiales.

Pero, existen una serie de privilegiados que no necesitan ser socios o abonados para vivir una pasión que ya no es apta para multitudes. Se trata de los hinchas VIP (en inglés, very important person, ‘persona muy importante’).

El director del Departamento Médico de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA), Donato Villani, consideró que los brotes por coronavirus que se registran en los clubes se deben “a la relajación que hay en la sociedad” dado que se le ha “perdido el respeto” a la enfermedad.

“Es extremadamente difícil que un jugador se contagie de Covid jugando al fútbol, los protocolos que se hacen puedo asegurar que el 99,9 por ciento de los clubes los respetan a morir, porque la mayoría siguen sin bañarse, siguen viajando en dos micros, siguen evitando concentraciones. Lo que sucede es que el fútbol no es una isla dentro de la sociedad argentina”, argumentó Villani en declaraciones a TyC Sports.

En ese sentido, agregó: “Si se ve lo que está sucediendo en la sociedad argentina con la evidente relajación por parte de la población en cuanto a todo lo que tiene que ver con Covid, por supuesto que es factible que llegue al vestuario producto de un contagio en un supermercado, caminando por la calle o yendo a un restaurante como lo vemos todos los fines de semana”.

“Yo lo atribuyo a la relajación que hay en la sociedad en su conjunto, le hemos perdido el respeto a esta patología. Si uno ve que en las clínicas de la Ciudad hoy por hoy es muy difícil conseguir una internación, igual que en los hospitales de la provincia de Buenos Aires, eso está demostrando que en algo estamos fallando”, añadió el director del Departamento Médico de la AFA.

Ante esta situación, Villani planteó: “No queda otra que seguir intensificando los protocolos que realmente son muy buenos, porque lo han demostrado. El fútbol ha trabajado, se ha jugado la Copa Libertadores, la Copa Libertadores femenina, los partidos internacionales se están haciendo. El fútbol argentino ha demostrado una madurez única, que viene sobre todo de la dirigencia porque son ellos los que deciden políticas así”.

Respecto a la chance de que se vuelvan a parar las actividades a raíz de la suba de casos en el país, opinó: “Médicamente, hoy por hoy, no veo esa posibilidad. Si seguimos trabajando como estamos trabajando hasta ahora, creo que no se debería suspender el fútbol bajo ningún punto de vista”.