INICIO > economía 14 enero, 2019

Turismo: cada vez menos argentinos viajan al exterior, pero la fuga de capitales por viajes no mejora

 

El 2 de enero de 2018, comprar un dólar costaba $18,70. Exactamente un año después, comprar ese mismo dólar costaba $38,70.
Esa devaluación anual de $20, equivalente a un 52%, hizo que viajar al exterior fuera notoriamente más caro.

Esa fue la principal razón por la que en noviembre se redujo un 20% la cantidad de argentinos que viajaron al exterior, si lo comparamos con el mismo mes del año anterior.

Estos datos corresponden a los aeropuertos de Ezeiza y Aeroparque, que representan un 80,4% del tránsito turístico del país, según el informe de turismo internacional del INDEC.

Si observamos el flujo de turistas que visitaron la Argentina se dio la tendencia contraria: en noviembre aumentó un 12,3% interanual.
Así, en noviembre fueron más los turistas que visitaron el país que los argentinos que viajaron al exterior. Esto significó un quiebre en una racha que duró al menos dos años: durante ese tiempo, siempre fue mayor la cantidad de argentinos salientes que de extranjeros entrantes.

Sin embargo, este cambio de tendencia no alcanzó para frenar la fuga de dólares que generan los viajes al exterior.

En noviembre, el turismo internacional sirvió para ingresar 205 millones de dólares, pero en ese mismo tiempo por esa ruta salieron 531 millones de dólares, según los datos del BCRA.

En enero, la fuga de capitales por turismo había llegado a un máximo histórico: entraron 229 millones de dólares y salieron 1.567 millones de dólares por la categoría “viajes” y “transporte de pasajeros”, lo que arrojó un resultado negativo de U$S1.339 millones.

Los datos provienen del informe del Mercado Único y Libre de Cambios (MULC), elaborado por el BCRA y cuenta con una aclaración a tener en cuenta: dentro de esta categoría se incluye lo destinado a pagar bienes y servicios del exterior contratados por internet.
De los 224 mil residentes que viajaron al exterior, un 22% fue a Brasil, otro21% fue a Estados Unidos y Canadá y un 19,6% a Europa.

Un cuarto de los turistas que recibe Argentina vienen de Brasil. Otro 23% proviene de países europeos, un 16% de países latinoamericanos que no limitan con el territorio nacional y un 12% de EE.UU. y Canadá.

A24.