INICIO > SALUD 10 mayo, 2021

Tras un mes internado por Covid-19, Joselo Schuap fue dado de alta

Luego de más de un mes de internación producto de complicaciones de un cuadro de Covid-19, el ministro de Cultura recibió la visita del gobernador Herrera Ahuad en el momento de dejar el Hospital Madariaga para regresar a su domicilio. “Estoy vivo gracias a todo el cuerpo médico del Hospital”, dijo Joselo al retirarse junto a su familia, a la vez q agradeció todo el apoyo popular recibido.

Casi dos meses después de haber contraído la enfermedad y recuperarse de sucesivas complicaciones propias de la enfermedad -que lo llevaron a 21 días en coma inducido para permitir la intubación endotraqueal-, Joselo Schuap, el artista popular que ahora tiene la responsabilidad de llevar adelante la Cultura de Misiones, finalmente fue dado de alta para proseguir la recuperación desde su domicilio.

“Quiero agradecer especialmente a todo el cuerpo médico del Hospital Madariaga, desde los terapistas y kinesiólogos a los camilleros y personal de limpieza, a la doctora Dalila Bühl y cada médico, enfermeras y enfermeros que me atendieron y contuvieron; que me decían `fuerza Joselo´ y me dieron fuerza para salir adelante. Después de tanto tiempo, creo que me hice amigo de todos”, expresó.

#FuerzaJoselo

Con ese tagline, que también se convirtió en clamor popular, miles de internautas dieron su apoyo luego de que el gobernador exhibiera una de sus ya clásicas remeras musicales, esta vez con la foto de Joselo, demostrando apoyo a su ministro. Incluso antes, desde los primeros días de transitar la enfermedad, las redes sociales se vieron convulsionadas ante la noticia y los posteos brindando apoyo se contaron por miles, así como también las falsas noticias, algo a lo que difícilmente una figura pública puede escapar.

El chamamecero destacó el gran apoyo popular recibido mientras estuvo pasando la enfermedad. “Agradezco de corazón a todos los que rezaron por mi, de todas las iglesias y todas las religiones, el apoyo recibido desde otros países, los hermanos guaraníes del Cuña Pirú, que siempre enviaban mensajes de apoyo, al igual que los colonos y la gente de las Ferias Francas”, resaltó emocionado.

Con una lista de agradecimientos inevitablemente extensa, terminó: “Finalmente, el agradecimiento más grande que puede dar un ser humano, a mi familia, mi esposa Graciela, mis hijos Julián Martín y Juan Andrés, mi hermana Ramona, mi cuñado Jesús, mis padres y mi suegro Juan. Es increíble volver a estar en casa tomando mate con todos ellos. Gracias a ellos y por ellos es que hoy puedo estar de regreso en el hogar”.

La Cultura nunca paró

Con la tranquilidad de saber que la secretaría de Cultura siguió su pleno funcionamiento gracias a la labor de cada una de las subsecretarías y el equipo administrativo, a Joselo le esperan meses de esfuerzo y dedicación para superar la segunda etapa de recuperación de las secuelas que el Covid ha dejado en él, especialmente la pérdida de masa muscular producto de tantos días de inmovilidad.

“Estuve muy cerca de la muerte, y eso me ha hecho valorar la vida de una manera diferente, como comprender desde otra perspectiva el valor de la familia. La vida sigue, pero he aprendido que hay que colocar todos los planos en su justa medida, y regularlos de una manera que, así como se prioriza el trabajo, también se haga lo propio con la familia, la salud y el descanso”.