INICIO > SALUD 25 abril, 2021

Segunda ola de Covid-19 en Argentina: 6 provincias decretaron nuevas restricciones por aumento de casos

Cuando Alberto Fernández anunció hace dos semanas el DNU con las restricciones que rigen actualmente, subrayó que el propósito era evitar que la explosión de casos en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) repercutiera en el resto del país. El Presidente dejó el rigor de las medidas en manos de los gobernadores y -en principio- varios decidieron eludirlas. Sin embargo, 20 provincias sufren una situación epidemiológica apremiante, con cifras récord de contagios y muertes. Y seis de ellas aplicaron nuevas restricciones en las últimas horas: Santa Fe, Mendoza, Entre Ríos, San Luis, La Pampa y Jujuy.

Omar Perotti, uno de los renuentes en primera instancia, aplicó restricciones al comercio y la circulación desde el viernes en Santa Fe. Hasta el 2 de mayo, los negocios solo podrán abrir de 9.00 a 19.00, los supermercados deberán cerrar a las 20.00 y los bares a las 00.00. A partir de las 21 no pueden circular los autos particulares, una medida destinada además a reducir los accidentes de tránsito ante la saturación del sistema de salud.

La ocupación de camas en el sector privado de la provincia alcanza el 99%, afirmó la ministra de Salud, Sonia Martorano. Las escuelas, por ahora, siguen abiertas.

Otro de los que en principio se resistió a acatar el DNU y luego revirtió su postura fue Rodolfo Suárez, gobernador de Mendoza, donde este viernes se reportaron 898 positivos y la cifra más alta de muertes -20- desde el inicio de la pandemia.

Allí, desde este lunes, también habrá restricciones a la circulación con un esquema de escalonamiento que apunta a descongestionar el transporte público: a las 8.00 se ingresará a la escuela, a las 9.00 será el inicio de actividades en la administración pública, y a las 10.00 debe abrir el comercio, que trabajará hasta las 20.00. La provincia tiene una ocupación superior al 90% en las plazas UTI, sobre un total de 437 camas, 190 del sector privado y 247 del público.

Entre Ríos es otro de los distritos que dispuso nuevas medidas tras un 165% de incremento en contagios durante los últimos 14 días. Por recomendación de su equipo de salud, Gustavo Bordet emitió este viernes un nuevo decreto que restringe algunas actividades y -especialmente- la nocturnidad. A partir de este sábado y hasta el 6 de mayo se prohibirá la permanencia de personas en plazas, espacios y paseos públicos entre las 20 y las 6, y tampoco se podrá celebrar reuniones en domicilios particulares.

Actualmente, más del 50% de los internados en terapia intensiva son menores de 50 años. Y el hospital público más importante de la provincia, el San Martín de Paraná, cuenta apenas con una cama UTI disponible. “La situación es muy preocupante”, indicaron fuentes de la gobernación.

San Luis decretó presencialidad optativa y Córdoba evalúa medidas

Otra provincia que registró récord de positivos esta semana fue San Luis. La gestión de Alberto Rodríguez Saá, que había anunciado restricciones a la circulación nocturna y el comercio hace una semana, sumó una medida más a partir del lunes: las clases presenciales serán optativas.

El gobernador de La Pampa, Sergio Ziliotto, anunció restricciones en la circulación a partir de este jueves entre las 0 y las 6. En principio, el decreto se extenderá hasta el 3 de mayo y las aulas permanecerán abiertas.

Jujuy también sumó medidas en la última semana: habrá toque de queda nocturno desde las 2 hasta las 6 de la mañana. Y ante el alto índice de ocupación de camas de terapia intensiva, que en el sector privado supera al 80%, el gobernador Gerardo Morales evalúa otras imposiciones.

En Córdoba la situación es cada vez más crítica: la ocupación en UTI creció más del 30% en apenas 10 días y el gobernador Juan Schiaretti analiza implementar medidas en los próximos días. Algo similar sucede en Río Negro-se aplicó cerrojo nocturno en Bariloche- y Catamarca.

En Neuquén, la capital fue declarada zona roja de contagios y Omar Gutiérrez, mandatario provincial, podría aplicar restricciones. Y en Santa Cruz, pese a que no se anunciaron nuevas medidas, no hay clases presenciales desde fines de 2019.

(Fuente: TN)