INICIO > salud 20 abril, 2021

Rusia anunció que Argentina comenzó la producción de la vacuna Sputnik V

El Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF) anunció hoy que una empresa farmacéutica argentina produjo el primer lote de la vacuna rusa contra el coronavirus Sputnik V en la Argentina, que será enviado al Centro Gamaleya para que realice el control de calidad, en tanto que la producción a gran escala en el país está prevista para junio.

Argentina empezó este martes a producir vacunas Sputnik V, convirtiéndose así en el primer país latinoamericano en tener a su cargo esta tarea, informó el Fondo de Inversión Directa de Rusia (RDIF, por sus siglas en inglés).

El primer lote será enviado al Instituto Gamaleya que hará un examen de control de calidad. La producción a gran escala empezará a partir de junio, informó el fondo en un comunicado y añadió que la vacuna producida en la Argentina podrá luego se exportada a otros países de América Central y América Latina.

La producción de la Sputnik V en la Argentina es parte de un convenio firmado el 25 de febrero pasado entre el Fondo Ruso de Investigación y el laboratorio, que podría representar un giro en la lucha contra la pandemia, no solo para la Argentina, sino para la región.

En febrero pasado, se anunció que la producción de las dosis comenzaría recién en un año, pero el intercambio tecnológico entre argentinos y rusos se aceleró y la producción masiva podría comenzar antes de lo previsto.

Además, Argentina fue el primer país latinoamericano en registrar oficialmente la vacuna Sputnik V a través de una autorización de uso de emergencia y comenzó a aplicarla en la población el 29 de diciembre de 2020.

Actualmente, ya está registrada en 60 países. La vacuna se basa en una plataforma de vectores adenovirales humanos, virus inactivados que se utilizan para transportar material genético del virus que se quiere inocular.

En este caso, la Sputnik V utiliza dos vectores diferentes (uno diferente en cada dosis), lo que proporciona una inmunidad más duradera que las vacunas que utilizan el mismo mecanismo de administración para ambas inoculaciones.

Según los últimos datos difundidos por el RDIF, la efectividad de la vacuna es del 97,6%, basados en el resultado del análisis de datos sobre la incidencia del coronavirus entre los rusos vacunados con ambos componentes en el período comprendido entre el 5 de diciembre de 2020 y el 31 de marzo de 2021.