INICIO > nacionales 16 febrero, 2021

Revelaron que algunos medicamentos de uso hospitalario aumentaron en el país hasta 1.300%

Mientras la inflación en la Argentina en 2020 fue del 36,1%, hubo medicamentos que aumentaron hasta 1.300%, según reveló un informe del Observatorio de la Unión Argentina de Salud, entidad que nuclea a clínicas, sanatorios, hospitales, centros de diagnóstico, obras sociales, financiadores y servicios de urgencia, entre otros, y que atiende al 70% de la población.

Algunos datos consignados en el informe señalan que los medicamentos de uso hospitalario aumentaron un promedio de 278%, pero productos como el Propofol (de uso en pacientes graves con Covid-19) tuvieron aumentos anuales de 335%. El Acenocumarol, que es un anticoagulante necesario para evitar Accidentes Cerebrovasculares (ACV) en personas que padecen arritmias, incrementó su precio de venta al público (PVP) 1.397%; luego en enero 2020 se redujo (con acuerdo de precios) promediando un incremento del 1.349%.

Los medicamentos de alto costo (algunos de ellos superan los $500.000 por unidad) tuvieron aumentos superiores al 55%. Respecto de los fármacos de uso común en pacientes ambulatorios, en 2020 aumentaron 46,1%.

Fármacos para el tratamiento de VIH, hepatitis, ITS y Tuberculosis aumentaron un 84% promedio, aunque hay algunos que llegaron a aumentar un 1.300 por ciento. Hoy hay medicamentos como el Treprostinil, para la hipertensión pulmonar, que tiene un precio cercano a los 13 millones de pesos. En este caso por cada paciente con esta patología se requieren 28 ampollas.

La variación acumulada de medicamentos y descartables con insumos COVID fue de 119,7%. Mientras que en los últimos cinco años los medicamentos aumentaron un promedio de 487%.

“El incremento de los insumos y los medicamentos son impuestos por una oferta muy concentrada frente a la que no hay ninguna posibilidad de negociación y van en desmedro del ingreso de sanatorios y honorarios profesionales”, señaló el informe.

“En el caso de los productos de alto costo hay una manifiesta relación con la variación del dólar, un valor inabordable para la mayoría de las empresas de salud, tanto financiadores como prestadores”, agregó.

Concluye además que “el aumento de cuotas de la medicina prepaga está regulado por el Estado y no contempla, hasta ahora, la evolución del aumento de estos costos. El último aumento antes del otorgado en enero de 2021, fue en diciembre de 2020 y fue de un 10%. Tanto las empresas de medicina prepaga como los prestadores, tuvieron que absorber los aumentos de medicamentos e insumos durante todo 2020 sin poder aumentar sus ingresos”.

Fuente: Ámbito