INICIO > posadas 19 abril, 2021

Retomaron las clases presenciales en el Jardín Maternal Municipal “Posadas”

En el marco del ciclo lectivo 2021, este lunes los pequeños que concurren al Jardín Maternal Municipal “Posadas”retomaron las actividades presenciales. El regreso estuvo marcado por un estricto protocolo de regreso seguro a las aulas.

Al Jardín concurren hijos de agentes municipales, por el momento se habilitaron las dos Salas de 3 años. Cada una de ellas tiene una capacidad para 8 niños.  Durante las primeras  semanas se lleva a cabo el período de adaptación que irá aumentando gradualmente hasta completar las 4 horas que fueron autorizadas por las autoridades municipales.

El maternal funciona de lunes a viernes de 8 a 13 Hs, donde se desarrollan actividades pedagógicas, de socialización y los niños reciben el desayuno y un refuerzo o colación.  Este lunes asistieron 11 chicos en total, 5 en una y 6 en otra.

Para esto, desde la Secretaría de Salud, Medio Ambiente y Desarrollo Humano, a cargo de la Dra Lilian Tartaglino, se extremaron las medidas sanitarias contempladas en los protocolos de bioseguridad vigentes. En este sentido, el personal fue inmunizado contra el coronavirus.

Cómo es el protocolo del regreso

Para retomar la presencialidad con los niños, desde la Comuna se tuvieron en cuenta las condiciones y posibilidades que brindan la infraestructura y el recurso humano del Jardín Maternal Municipal Posadas, así como las resoluciones adoptadas por la Provincia y el Protocolo Marco acordado por el Consejo General de Educación.

Como acciones previas a la reapertura, se llevaron adelante acciones informativas dirigidas a la totalidad de las familias para explicar los modos de funcionamiento a partir del regreso a actividades y el protocolo de cuidados y prevención con el que se rige la institución.

En tanto, se consideraron las situaciones diversas con criterios uniformes y estrategias que incluyeron a toda la comunidad educativa, lo que implicó identificar grupos de riesgo para COVID-19 y estudiantes con necesidades educativas especiales o condiciones crónicas de salud. En este sentido se exigió que todo niño que acceda a la presencialidad haya cumplimentado la entrevista de admisión con la pediatra de la institución y se solicitó a la totalidad de los estudiantes un certificado de buena salud expedido.

También se requirió la firma del consentimiento en el que las familias dejan constancia de conocimiento del protocolo y recomendaciones respecto al COVID 19 que se establece desde la institución y en el que se comprometen a dar aviso en el caso de que el niño presente síntomas compatibles con esta enfermedad o haya tenido contacto estrecho con un caso sospechoso o confirmado, sin llevarlo al jardín cuando ésta sea la situación.

Asimismo se desarrollaron actividades de acondicionamiento sanitario básico y esencial para la reapertura, y en este sentido, se acondicionaron los espacios para asegurar el distanciamiento mínimo entre las personas.

Modalidad burbuja

En cuanto a la modalidad de burbujas que se implementó y la conformación de los grupos, se organizó un esquema de dos burbujas por sala, en rotación de una semana presencial y una virtual, de modo de facilitar el sostenimiento de la actividad pedagógica a las familias. Cada grupo está a cargo de una de docentes y dos auxiliares.

Además se lleva adelante un control permanente del estado de salud de los pequeños que acudieron al jardín: al ingreso de los mismos se toma la temperatura en forma diaria y si es mayor o igual a 37,5ºC no se permitirá el ingreso, debiendo los padres comunicarse con su pediatra y dejando registro de la situación. Si estando en el jardín, un estudiante presentara fiebre u otros síntomas se procederá a aislarlo y se avisará a la familia, quien deberá activar el protocolo correspondiente.

Asimismo, se recuerda que no podrán acudir al jardín pequeños o adultos que se encuentren con alguna sintomatología compatible con el COVID-19 (temperatura mayor a 37,5ºC, tos, dolor de garganta, diarrea, vómitos, dolor de cabeza u otras manifestaciones que sugieran la enfermedad) o que hayan estado en contacto con algún familiar enfermo o personas posiblemente infectadas en los últimos 14 días. Una vez atendidos por el pediatra o médico y valorado el aislamiento y medidas a tomar, podrán reintegrarse bajo estricta presentación de certificado de alta.