INICIO > general 18 noviembre, 2020

Nicolás es transgénero y su transición se viralizó en las redes sociales

“Nunca voy a ocultar mi pasado, porque mi pasado es parte de lo que soy hoy”. Lo dice Nicolás Romano, de 24 años, rosarino, que asegura que vive su momento de felicidad más plena en la vida. Y cuando habla de Nicole se refiere a una chica demasiado femenina que estuvo con chicos pero a la que le gustaban las mujeres, aunque no es otra persona, es su propio pasado: Nicolás es transexual y exhibe su orgullo por su condición al punto de mostrar su transición en las redes sociales.

Algunos de los videos que Nicolás subió a su cuenta de TikTok superaron los cuatro millones de visualizaciones. Allí muestra en pocos segundos y con total naturalidad su imagen de hace algunos años y su actualidad.

Por estas horas, Nicolás se encamina a acumular 100 mil seguidores y suma casi un millón de “Me gusta” en sus videos. En menos de dos meses se convirtió en casi una celebridad de internet.

“No era feliz”, le dijo Nicolás a Infobae al recordar su infancia, cuando fantaseaba con viajar a otro país y regresar con una nueva identidad como hombre.

Contó que siempre le gustaron las mujeres, y que si estuvo con chicos “era más una pantalla que otra cosa”. Hasta que en 2011 vio en Gran Hermano a un participante transgénero, Alejandro Iglesias. “No sabía lo que era un hombre trans”, sostuvo, y de a poco empezó a cambiar su forma de ver las cosas.

A los 18 se enamoró de una amiga y todo estalló en el seno de su familia, pero el gran salto lo dio cuando a los 21 salió de una complicada operación de corazón. “Pensaba todo el tiempo: no puedo seguir viviendo así, fingiendo”, dijo. Buscó complicidad en su hermana Dana para enfrentar a su padre, a quien le costó entender los motivos de Nicolás. “Hace poco me pidió disculpas”, admite.

Fue entonces cuando cambió el nombre de su DNI, inició la hormonización y se sometió a una mastectomía para sacarse las mamas.

Nicolás ya tenía todo listo para casarse con Bárbara pero debieron postergar los planes por la pandemia. Aunque no tienen apuro: “Ahora soy feliz”, repite.

Fuente: La Capital