INICIO > información general 24 junio, 2021

Las fotos que eligió Antonela Roccuzzo y el apodo que usó para saludar a Lionel Messi en su cumpleaños

El mundo saluda este 24 de junio a Lionel Messi en su cumpleaños N°34 pero uno de los mensajes más especiales llegó desde la propia casa de La Pulga en Barcelona y es el de Antonela Roccuzzo, su esposa, quien escribió una cariñosa dedicatoria que acompañó con tres imágenes que reflejan la línea de tiempo de la pareja, que permanece junta desde 2009.

“Feliz Cumple mi Amor. Te amamos cada día más!! Sos todo para nosotros , te extrañamos muchísimo!!”, fue el mensaje de Antonela para Messi, hoy con la Selección Argentina que disputa la Copa América de Brasil 2021, y le agregó un hashtag más que particular. “#viejitogruñon”, escribió.

El posteo consta de tres fotos de la pareja a lo largo del tiempo y a través de las mismas puede verse la evolución de la pareja convertida en matrimonio el 30 de junio de 2017 con un recordado casamiento celebrado en Rosario, y que se convirtió en padre de los niños Thiago, Mateo y Ciro.

En enero de 2009 Messi, entonces de 21 años, oficializó su romance con Antonela Roccuzzo, de 20. Ella era su vecina en el barrio de Rosario donde la conoció gracias a Lucas Scaglia, un compañero de las inferiores de Newell’s y primo de la esposa del 10.

Fue en 1996 cuando Messi, Scaglia y su prima Antonela comenzaron a pasar mucho tiempo jugando a orillas del Río Paraná, en la ciudad natal de ambos. Leo, de 9 años, se sintió rápidamente impactado por la hija de José y Patricia, dueños de la cadena de supermercados Único de la ciudad de Rosario, pero no se animaba a declararse. Cuentan quienes lo conocen desde chico que el pequeño que ya deslumbraba en las inferiores de la Lepra escribía cartas en las que daba por hecho que algún día ella sería su novia.

Antonela es la segunda de las tres hijas de José Roccuzzo y Patricia Blanco –la primera fue Paula, abogada; la última fue Carla, médica. Cursó sus estudios en un prestigioso Centro Educativo Latinoamericano y siempre mantuvo una estrecha relación con Lionel hasta que en el año 2000 el padre de éste, Jorge Messi, tomó la decisión que cambiaría todo: viajar a España para probar suerte en el Barcelona. Allí, las vidas de Lionel y Antonella tomaron rumbos diferente: él comenzó a recorrer el camino que lo llevaría a ser el mejor del mundo y ella intentó rehacer la suya con un vecino de Rosario con quien mantuvo una relación estable por casi tres años.

En los siguientes seis ella dedicó cinco horas diarias, tres veces por semana, a la práctica de gimnasia deportiva que realizaba en el Club Gimnasia y Esgrima. Se entrenaba duro para lucir su ya de por sí natural belleza. A los 13 años, tal vez aburrida de aquella rutina, le puso fin.

A poco de que La Negra, como la conocen de chica, se recibiera de bachiller con orientación en Humanidades y Ciencias Sociales, se produjo el reencuentro con Lionel en el marco de un episodio trágico en la vida de ella: la muerte de una amiga suya en un accidente provocado por una persona que manejaba alcoholizada. Messi se enteró y, ni bien pudo, viajó para estar a su lado.

En ese momento, afianzaron la relación pero eligieron mantenerla en privado. Messi regresó a Barcelona y Antonela intentó encontrar su vocación. En primera instancia, estudió odontología en la Universidad Nacional de Rosario, pero el entusiasmo duró poco, apenas seis meses. Entonces probó suerte con Comunicación Social, donde cursó un año de carrera.

Todo marchaba bien entre ambos, y ellos ya no querían disimular. Cuentan en el círculo de amigas de Antonela que ella reconoció que salía con Lionel un día del amigo, el 20 de julio de 2007, cuando las reunió en una quinta que la familia Roccuzzo tiene en Roldán, una ciudad de la zona sur de Rosario.

Desde entonces se volvieron inseparables, tal como lo reflejan las fotos que ella público este jueves 24 de junio para saludar a Messi en su cumpleaños 34.

Fuente: TN