INICIO > nacionales 6 marzo, 2021

Kulfas: “Hay aumentos de precios que no tienen justificación”

El ministro aseguró que, en el caso de la construción, el Gobierno detectó que hay determinados insumos que “el corralón los dolariza y los vende al dólar paralelo” y que eso es una “avivada”.

El ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, advirtió que hay aumentos de precios que “no tienen mucha justificación” y consideró importante que “no haya vivos que terminen perjudicando a otro sector”.

El funcionario, al dar detalles de la la reunión que mantuvo durante la víspera con el sector de la construcción, dijo que el Gobierno detectó que hay determinados insumos que “el corralón los dolariza y los vende al dólar paralelo”.

“Esto es una avivada en un momento en que hay un crecimiento fuerte de la demanda, la construcción creció 23% en enero”, remarcó.

El Gobierno nacional acordó avanzar en un mecanismo de coordinación y monitoreo de los valores de los materiales para la construcción, luego de que se detectaran aumentos desmedidos, en la primera reunión de la mesa sectorial con representantes de sindicatos, cámaras y empresas del rubro, en el marco del acuerdo de precios y salarios.

El costo de los materiales de la construcción, medido por el Indec, cerró 2020 con un aumento de 64,4%, casi el doble de la inflación del año, lo cual colocó a la actividad entre las prioridades para el Gobierno al momento de trazar la hoja de ruta de precios y salarios para converger con las metas establecidas en el Presupuesto 2021.

Otro de los funcionarios presentes en el encuentro, el ministro de Desarrollo Territorial y Hábitat, Jorge Ferraresi, explicitó la necesidad de “trabajar sobre las alarmas que se prenden” en el sector.

Remarcó que desde su cartera están reactivando la construcción de 55.000 viviendas que estaban paralizadas desde 2015, a las que se sumarán otras 120.000 unidades nuevas.

Por otra parte, se estima que las medidas recientemente aprobadas para blanqueo e incentivos fiscales podría vehiculizar inversiones hacia el sector por unos US$ 5.000 millones este año.

Desde el sector privado, los empresarios expresaron la preocupación por la suba de los valores internacionales de los insumos, y la menor oferta mundial de algunos productos por la pandemia, por lo que destacaron estos espacios de coordinación para evitar que se vean traducidos en la estructura de costos.