INICIO > ESTADOS UNIDOS 20 enero, 2021

Investigan si un hombre mató a su hijo y luego se suicidó por su posición antivacunas

Un dramático hecho ocurrió en San Francisco, Estados Unidos. Por estas horas, la Justicia investiga el caso de Stephen O’Loughlin, un hombre de 49 años que habría matado a su hijo Pierce, de nueve años, y luego se habría suicidado por negarse a vacunarlo.

El hombre fue encontrado muerto el miércoles pasado, con una herida de bala dentro su hogar, junto al cuerpo sin vida de su hijo. Una de las hipótesis que manejan los investigadores es que el crimen pudo haber tenido lugar por una disputa en torno a la vacunación.

En 2016, O’Loughlin se separó de la madre de Pierce y ambos se encontraban en una disputa por la custodia del chico. Además, la posición del padre sobre las vacunas provocó varias peleas entre la pareja.

La madre de Pierce, Lesley Hu, había estado buscando la custodia exclusiva del niño de 9 años desde julio. Se había programado un juicio para el día antes de los asesinatos, pero se pospuso hasta marzo. Fue la madre quien llamó a la policía después de que le informaran que su hijo no se presentó a clases en la escuela católica Convent & Stuart Hall, en el centro de San Francisco.

Según documentos judiciales de septiembre de 2020 obtenidos por un medio local, Hu expresó preocupación por la salud de su hijo y la obsesión de su exmarido por ella, al tiempo que acusó a O’Loughlin de ser un “anti-vacunas” y señaló que su “postura sobre las vacunas había adquirido un tono de culto”.

Además, Hu afirmó que, entre 2012 a 2016, O’Loughlin financió a un grupo de autoayuda para sesiones de terapia individual. La presentación alega que tomó esas medidas después de determinar que “el gobierno estaba tratando de atraparlos y estaba tratando de controlarlos mentalmente”.

La madre del niño estaba tratando de vacunar a Pierce a pesar de las objeciones de O’Loughlin, y dijo que los dos estaban esperando una audiencia en la corte sobre el asunto.

“Creo que es innegable que el padre de Pierce sufría de una enfermedad mental no tratada, lo que provocó que se quitara la vida a su hijo y la suya propia”, explicó Lorie Nachlis, abogada de Hu.

Y concluyó: “Creo que hizo este acto horrible para ejercer el máximo control sobre Lesley. La castigó con el último acto de violencia, matando a su hijo, y ella sufrirá como creo que estaba previsto para el resto de su vida”.

P12.