INICIO > economía 7 febrero, 2021

Fernández busca mayor una “mayor flexibilidad” para el acuerdo con el FMI

El Gobierno apunta a que el nuevo acuerdo que negocia con el Fondo Monetario Internacional (FMI) le permita postergar pagos por la deuda por US$44.000 millones. “Es una negociación larga”, dijo el presidente Alberto Fernández, quien no obstante consideró clave en el proceso el apoyo que comenzó a recolectar de líderes mundiales de cara a esas conversaciones.

Argentina busca un acuerdo de facilidades extendidas, que permitiría un alivio importante en los años en los cuales se concentra el grueso de los vencimientos por casi US$40.000 millones del acuerdo stand-by cerrado en el gobierno de Mauricio Macri. En ese marco, el Presidente le puso por primera vez este domingo cifra al “ahorro” que le implicaría a su gestión acceder al nuevo acuerdo según los términos que busca el oficialismo.

“Podríamos disponer de más de US$3000 millones”, sostuvo Fernández en una entrevista con el diario Página 12. Contó que en su charla del viernes 5 con su par francés, Emmanuel Macron, conversaron sobre la necesidad de revisar las reglas que hoy existen para dar más flexibilidad a los acuerdos”.

Eso porque el entendimiento que negocia Argentina con el organismo que dirige Kristalina Georgieva, tiene una serie de condicionalidades que el oficialismo asegura no está dispuesto a aceptar.

Los Acuerdos de Facilidades Extendidas fueron creados para ayudar a los países que experimentan graves problemas de balanza de pagos debido a deficiencias estructurales o a un lento crecimiento. A diferencia de los Stand-By (el último acuerdo firmado con Argentina) este tipo de programas tienen mayores plazos de devolución, que van de 4 años y medio a 10 años, con pagos en 12 cuotas semestrales iguales.

En su página web, el FMI explica que estos acuerdos de facilidades extendidas se complementan con “políticas necesarias para corregir desequilibrios estructurales durante un período prolongado”. Esas reformas son parte fundamental de la discusión entre las autoridades locales y los funcionarios del organismo, con el déficit fiscal, el tipo de cambio y la inflación en el centro de la escena.

La mayor parte de los vencimientos del programa cerrado en 2018 operan entre 2021 y 2023. El lunes pasado Argentina pagó alrededor de US$315 millones al FMI como parte de los intereses adeudados por ese préstamo. Las primeras amortizaciones deberán comenzar a pagarse en septiembre y diciembre de 2021: u$s 1873 millones cada mes. De allí la necesidad de reprogramar los pagos que tiene el Gobierno.

El Gobierno apunta a lograr para mayo el nuevo acuerdo antes que opere un vencimiento de US$2400 millones con el Club de París. En medio de la negociación, desde el organismo se enfatizó que “hace todo lo posible” para cumplir con esa fecha, mientras prepara “para las próximas semanas” una nueva misión de sus equipos técnicos, en principio por teleconferencia.

Según dijo Fernández, el ministro de Economía, Martín Guzmán, viajaría hacia fin de mes a Washington para seguir con las negociaciones, aunque todo dependerá de la pandemia. El Presidente hizo mención a sus contactos con Macron, la alemana Ángela Merkel, el ruso Vladimir Putin y el portugués Antonio Costa.

“He tenido muy buenas conversaciones. Con Macron hablamos largamente sobre la posibilidad de que el FMI flexibilice los plazos de un posible acuerdo de facilidades extendidas, de forma tal de postergar el pago de vencimientos. De esa forma podríamos disponer de más de 3000 millones de dólares. Consideró atendible el planteo”, sostuvo el mandatario.

Fuente: TN