INICIO > provinciales 19 abril, 2021

Construirán viviendas rurales para albergar a tareferos durante la zafra

El presidente del Instituto Nacional de la Yerba Mate (INYM), Juan José Szychowski y el titular del Instituto Provincial de Desarrollo Habitacional (IPRODHA), Santiago Ros firmaron este lunes un convenio que establece construir viviendas para albergar a los tareferos durante su estadía para la zafra. El diputado provincial, Julio Petterson fue quien comenzó con esta iniciativa y acompañó a la rúbrica junto con el vicepresidente del INYM, Ricardo Maciel.

“Con el tarefero comienza el recorrido de la yerba que luego termina en las góndolas. En el primer paso de la cosecha, los productores tienen que contar con excelentes condiciones de trabajo y a eso apunta el INYM, a brindar herramientas para optimizar a todo el sector”, destacó Szychowski.

Petterson, por su parte, ponderó que “lo que queremos es garantizar que el trabajador temporal tenga un lugar digno donde pueda atender sus necesidades y resguardarse. Este sector de la cadena tiene que ir mejorando a la par que van creciendo todos los eslabones de la actividad”.

Este convenio, señaló Ros, “nos permite establecer un procedimiento que hasta ahora no teníamos cerrado y para lograrlo es importante la intervención del INYM porque cuenta con la información tanto de productores como de secaderos”. Explicó que “se trata de un préstamo que daremos al productor para la construcción de la vivienda, con un plazo estimado de diez años de amortización, el que se pagará a medida que el productor entregue la hoja verde en los secaderos, reteniendo hasta un 10 por ciento de ese importe”.

Se prevé trabajar en forma conjunta con los pequeños, medianos y grandes productores, en cuyas propiedades se edificarán las viviendas de acuerdo a la cantidad de hectáreas de cultivo que los mismos posean, número de trabajadores registrados y una determinada cuantía de hoja verde entregada durante los últimos dos años.

El costo de las viviendas será saldada por el dueño del yerbal al IPRODHA a través de los secaderos, que retendrán hasta el 10 por ciento del monto que le corresponde por el total de la entrega de hoja verde; eso, en un plazo de 10 años.