INICIO > política 27 enero, 2019

Coinciden que el PBI se recuperará a partir del mes de abril

Economistas privados estimaron que el Producto Bruto Interno (PBI) podrá comenzar a arrojar resultados positivos a partir del próximo mes de abril, siempre y cuando la cosecha de soja y la demanda de Brasil lo acompañe.

 

Con el impactante anuncio por parte del INDEC en torno a que la actividad económica bajó 7,5 por ciento en su punta interanual en el mes de noviembre, la mayor caída en los últimos 10 años, los analistas privados comenzaron a estimar cuándo comenzará a revertirse esta tendencia que lleva 8 meses consecutivos de continuos resultados adversos.

 

Desde la consultora Ecolatina dieron por descontado que el primer trimestre del corriente año vaya a tener números favorables, primero porque se compara con el período enero-marzo del 2018, el último de signo positivo del gobierno de Mauricio Macri.

 

Y si bien en este trimestre la cosecha de trigo superó la del año pasado, (todo un récord con 19 millones de toneladas) no habrá recuperación del consumo interno porque los ajustes de salarios servirán para pagar los aumentos que tendrán las tarifas.

 

“Se tenderá a reducir el gasto en otros bienes y servicios para hacer frente al pago de los regulados (tarifas)”, destacó la consultora Ecolatina, que proyecta una caída del 1 por ciento del Producto Bruto Interno para este año.

 

Desde las oficinas de análisis económico del BBVA Banco Francés, también estiman que la economía bajará durante el corriente año un 1 por ciento, y le ponen cifras al descenso en el primer trimestre, 5 por ciento interanual, por el hecho de compararse contra una base muy elevada.

 

Algo similar destacan desde la consultora Orlando Ferreres y Asociados, cuyas estimaciones arrojan un resultado negativo para el primer trimestre, pero con un fuerte repunte de la actividad vinculada al comercio exterior debido a un tipo de cambio que se considera mucho más competitivo y la recuperación de la economía de Brasil, nuestro principal socio del Mercosur.

 

Esto último también fue destacado la semana pasada por el Ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne en el Foro Mundial de Davos.

 

Allí, ante los principales empresarios y financistas del planeta, Dujovne aseguró que “hay crecimiento en el mundo y para Argentina es muy importante lo que pase en Brasil (su principal socio comercial) cuya expectativa de crecimiento para este año es del 2%, luego de varios años de recesión”.

 

El dato de Brasil no es menor, porque si comienza a crecer no solo demandará más productos locales, sino que dejará de mandar sus excedentes a Argentina.

 

Dujovne destacó que el 2018 cerrará con una caída del PBI en torno al 2% – para noviembre el Indec informaba un acumulado del 2,2% – y otro retroceso del 0,5% para este año.

 

En ese marco, el viernes, el Jefe del Departamento del Hemisferio Occidental del FMI, Alejandro Werner, destacó que este año la economía argentina caerá 1,7% “pero con una curva ascendente a partir del segundo semestre” cuando se recuperen las exportaciones de soja, que el año pasado se vieron afectadas por la mayor sequía en los últimos 50 años.polít