INICIO > POLICIALES 22 abril, 2019

Bebé murió en el puente cuando era trasladado al Madariaga: no había recibido atención en Encarnación

Otro recién nacido falleció el sábado en el Hospital Regional de Encarnación (HRE), y se conviertió en el tercer caso en Itapúa. Familiares aseguran que fue por negligencia del personal del centro asistencial del departamento.

Ingentes fueron las gestiones realizadas por comunicadores encarnacenos y posadeños para trasladar al bebé a Posadas, Argentina, y cuando se consiguió un lugar en un sanatorio de la vecina ciudad, antes del traslado, falleció.

La madre, una menor de 16 años, relató que fue trasladada el martes pasado desde Capitán Meza con dolores de parto, y que recién el viernes de madrugada dio a luz al bebé. “Desde que nació, supieron que necesitaba un lugar en terapia. Sin embargo, el director del HRE el sábado a las 20:00 recién se comunicó con el Servicio de Emergencias Médicas Extrahospitalarias (Seme)”, explicó un familiar.

De acuerdo a lo señalado por la tía del menor, en el IPS había una incubadora, pero dijeron que ya no alcanzaba el seguro que sí tiene la abuela del bebé. El área de terapia neonatal del HRE cuenta con 13 lugares, los cuales se saturan constantemente al recibir también pacientes de otras zonas del país. El pequeño estuvo con respiración manual hasta el sábado por la noche, en que se produjo el deceso.

Al enterarse de que en su país no había un lugar de internación para el recién nacido, trabajadores de prensa encarnacenos  trataron de contactarse con el gobernador Juan Schmalko o el secretario de Relaciones Exteriores e Integración, Arturo Talavera, para trasladarlo a Posadas; sin embargo, ambos altos funcionarios departamentales no atendieron la llamada.

Los comunicadores se respaldaron en colegas de Posadas y consiguieron un lugar en un sanatorio privado. Incluso el ministro de Salud de la provincia de Misiones, Walter Villalba, solicitó a las autoridades de Gendarmería argentina que dejaran pasar y acompañaran a la ambulancia hasta el lugar de internación.

No obstante, se presentó otro problema: conseguir una ambulancia. “Las que posee el HRE no tienen los papeles para pasar la frontera”, dijeron los familiares, y tuvieron que contratar una privada, a un costo de G. 5 millones.

“Pese a que no fue trasladado, porque antes falleció en Encarnación, tuvimos que abonar la mitad, por la espera”, manifestó finalmente la tía del bebé fallecido.

(Fuente: ABC Color)