INICIO > Puente Posadas-Encarnación 19 noviembre, 2019

ATE Migraciones denuncia que las largas filas en el puente se deben a una mala conexión a internet

Desde la junta interna de ATE Migraciones expresaron su preocupación y repudio “por el actuar de todos los jefes y coordinadores que están a cargo del paso Posadas – Encarnación”. Aseguran que desde comienzos de este mes, el sector salida del país se encuentra sin poder conectarse a los sistemas de carga de tránsitos, con una conexión inalámbrica “provisoria”.

“Hemos llevado adelante conversaciones con varios de los que tienen la responsabilidad en el paso y en la región, pero solo recibimos respuestas evasivas. Manifiestan que otros organismos deben solucionar los desperfectos, pero sin posibilidad de precisar cuándo se dará dicha solución”, indica el comunicado.

Desde el gremio manifestaron además, que los trabajadores realizan su labor en condiciones precarias, sin posibilidad de acceder a los servicios de consulta y que ello seguirá ocasionando demoras en el tránsito, teniendo en cuenta que se acercan los periodos de mayor circulación. “Rogamos a la población tenga paciencia y sepa que las demoras ocasionadas son ajenas a nuestros compañeros”, señalan.

“Los empleados de migraciones son funcionarios altamente calificados que son el primer y último filtro del país, identificando y dando los medios para detener a delincuentes y personas requeridas por la Justicia, pero al mismo tiempo son personas que muchas veces trabajan en condiciones desfavorables en todo el país. La mayoría de los pasos están muy mal ediliciamente, con muy poco mantenimiento -como por ejemplo los compañeros de la estación de trenes- que desde que se inauguró jamás contó con agua potable”, denuncian.

“Hoy queremos que la población entera sepa y se entere que si no obtenemos respuestas en los próximos días nos veremos obligados a tomar acciones de protesta directa, con asambleas o trabajos a reglamento que harán aún más difícil transitar por el puente Posadas – Encarnación. No pensamos seguir soportando que nuestros compañeros arriesguen sus trabajos, porque no existe voluntad de solución a nuestros problemas”, finaliza el escrito.