INICIO > salud 26 febrero, 2021

Aseguran que dormir poco engorda

La falta de sueño aumenta el riesgo de sobrepeso y obesidad. Y no se trata de una especulación o un mito sino de dos hormonas que se regulan durante el sueño.

¿Cuántas veces escuchamos que de noche hay que comer liviano? Seguramente, muchas. El tema es que nada es excluyente al momento de no aumentar de peso, sino que se trata de “un todo”: la disciplina alimenticia durante la semana, el ejercicio físico, la ingesta de alimentos naturales y poco procesados, y las horas de sueño, son factores elementales para el equilibrio del cuerpo.

A diferencia de lo que creemos, dormir entre 7 y 8 horas diarias no es un tema menor o un mero cliché, sino que tiene sus fundamentos médicos. Un buen descanso es clave para el bienestar físico y psíquico y para no engordar. El cuerpo, creámoslo o no, funciona como el motor de un auto y fue diseñado a la perfección. Cuando lo forzamos, más de lo debido, comienzan las fallas y los desajustes, entre ellos, el posible aumento de peso.

Permanecer más horas despiertos que lo recomendado (es necesario dormir entre 7 y 8 horas diarias), provoca cansancio, ansiedad y los famosos ataques de hambre (o arrebatos impulsivos de ansiedad oral), cuya necesidad es ingerir alimentos de paso; esos rápidos y procesados que tenemos de reserva en la alacena y que contienen azúcares y grasas. Existen varios hábitos que, a pesar de que no están relacionados con tu alimentación diaria o regular, tienen un impacto importante en el volumen de tu cuerpo.

Fuente: TN