INICIO > Misiones-Pandemia 13 enero, 2021

Alto Paraná: referente del sector privado de la salud llamó a “fortalecer la prevención y a la conciencia social”

Ante el incremento de casos de coronavirus en Misiones, y particularmente en Eldorado, uno de los máximos referentes del sector privado de la salud del Alto Paraná llamó a la comunidad a fortalecer todas las medidas de prevención, así como también a ser solidarios “a la conciencia social, el cumplimiento de los protocolos ya conocidos por todos, el cuidado propio y del prójimo”.

Se trata del presidente del Sanatorio Buddenbeg, Dr. Enzo Londero, quien a su vez destacó el trabajo conjunto con Salud Pública de la provincia, “lo vemos como una bendición, porque se está actuando con mucho criterio para poder responder a las necesidades de la mejor manera posible, hay que tener en cuenta que en el mundo nadie estaba preparado para afrontar una pandemia de estas características”.

Londero resaltó el rol de los médicos y el personal de la salud en general tanto del sector público como del privado, “realmente están afrontando con la seriedad y el profesionalismo que requiere una situación extrema como ésta, sabiendo que son el primer factor de riesgo al exponerse al virus en la atención de los afectados, siempre priorizando la vida del prójimo incluso arriesgando la propia”.

“Por ello no bajamos los brazos, incluso en mi caso que sigo sin faltar al Sanatorio para ayudar en éstos momentos de crisis, donde entendemos que no sólo se trata del paciente a atender, sino también de la preocupación y desesperación de sus familias, en gran parte por tanta información que circula a diario a través de las redes y algunos medios nacionales que desinforman generando confusión, ansiedad, y angustia en la población, en vez de aportar a una comunicación eficaz sobre los inconvenientes de la enfermedad y cómo prevenirla”, valoró.

En este sentido, Londero contó también la experiencia que se vive puertas adentro de las instituciones médicas, “además de atender las necesidades propias de los pacientes, a veces se hace muy difícil cumplir con las obligaciones de cada caso, dado que en este tiempo tanto médicos como equipos de salud han tenido también que afrontar, creemos por la propia desesperación de los familiares, reacciones exacerbadas e incluso a veces agresiones, lo que puede llevar a veces a perjudicar al propio convaleciente”.

Por esta razón, es que el presidente del Sanatorio Buddenberg realizó un fuerte llamado a la comunidad, “a la conciencia solidaria, a una mayor comprensión de esta situación y entender el esfuerzo que el personal de salud está realizando, incluso poniéndose en riesgo. La desesperación y las reacciones incontrolables que ya nos han tocado contener no ayudan a resolver, por el contrario, generan más tensión de la que de por sí esta pandemia está causando”.

En esa línea, enfatizó en que los médicos continúan enfocados en salvar cada vida que se le presenta, “pero me permito hablar en nombre de todo el personal de salud, llamando a la conciencia social, al cumplimiento de los protocolos ya conocidos por todos, el cuidado de la propia vida y la del prójimo”.

“Hay excepciones, pero en su gran mayoría se puede observar un gran relajamiento en la sociedad, mientras que hoy estamos afrontando índices muy altos de contagios y es necesario extremar las medidas de prevención”, recalcó.

En cuanto a la situación de los sanatorios privados ante esta pandemia, Londero explicó que son tiempos de gran complejidad tanto desde el área de la salud como en lo socio-económico, a la vez que destacó la calidad profesional existente en Misiones.

En cuanto al caso del Sanatorio Buddenberg resaltó que “nos estamos respaldando en los 50 años de experiencia, la calidad de nuestros profesionales y la infraestructura sanatorial desarrollada”, y añadió que lo más complejo fue “adaptar nuestra estructura integral a las necesidades emergentes de la pandemia, por ejemplo, con la adecuación de un ala completa del edificio para destinarla a la atención de casos de Covid-19, la implementación de protocolos de atención en todas las áreas del Sanatorio, desde la administración hasta la terapia intensiva, así como la previsión de todos los recursos para cualquier imprevisto”.

Finalmente expresó que son momentos para “afrontar con esperanza, con fe, donde se necesita de un gran esfuerzo como sociedad para poder sobreponernos. Es necesario estar unidos, atentos y sobre todo ser solidarios, porque de cada actitud individual dependerá el destino de todos”.